¿Cuál es la diferencia entre creatividad e innovación?

By
1 Minuto de lectura

Confundir la creatividad con la innovación acarrea un gran peligro: creer que basta una gran idea para triunfar en el mercado.

 

Por eso es importante distinguir estos conceptos.

 

 

En general, debemos distinguir entre tres conceptos: creatividad, invención e innovación.

 

La creatividad:

Es la capacidad de tener nuevas ideas.

Se es creativo cuando se propone una nueva idea para resolver un problema en un contexto particular. No importa si es una idea muy «loca»: se trata de alcanzar un nuevo punto de vista. 

Esto es lo que, en la metodología de diseño, suele hacerse en la fase de ideación o de divergencia: explorar ideas diversas, no consideradas, capaces de romper paradigmas.

 

La invención:

Es la materialización de una idea en un artefacto específico. Se trata de crear algo concreto que ocupa un lugar en el mundo.

En los procesos de diseño, la invención suele hacerse en la fase de prototipado, o es incluso el resultado final. No importa si lo inventado es un objeto o producto —como un pelapapas— o un servicio.

 

Aquí entra la diferencia radical de la innovación respecto a la creatividad

Es lo que pasa cuando esa invención se lleva a un mercado y se pone en contacto con un ecosistema de usuarios.

La innovación transforma la vida de las personas y las maneras de hacer de las industrias. Por eso puede llegar a ser disruptiva, esto es, cambiar no solo a la empresa que innova, sino a la industria completa. 

Un gran ejemplo es la creación de los servicios de streaming de Netflix: no solo supuso un nuevo modelo de negocio para la empresa, con nuevos canales y activos digitales, sino que transformó para siempre la industria del entretenimiento doméstico.

 

Para esto, la metodología de diseño nos ofrece momentos como el testing e instrumentos como el living lab, en el que podemos testear constantemente los elementos de negocio con usuarios reales en la cotidianidad.

La innovación no es un tema de genialidad: consiste en convertir las ideas en elementos que sean de valor para otras personas y tengan un impacto real en sus necesidades y deseos.

 

Para esto, no hay solo que hacer inversiones en tecnología y desarrollo de nuevos productos y servicios: hay que tener una visión de usuario. Es lo que se logra aplicando la metodología de diseño centrado en lo humano a los procesos de innovación.

 

Picture of Xperience Design

Xperience Design

Empezamos en el 2011 y hemos sido pioneros en llevar el diseño centrado en lo humano a las principales empresas de Medellín y Colombia. Hacemos parte del Grupo Todo1. Somos un equipo de creativos con polo a tierra. Somos rigurosos con la metodología, pero nos adaptamos a cada reto. En este blog nos gusta compartir ideas, aprendizajes, apuestas e historias de nuestros proyectos.

Autor